Espanol  Ingles 

junio 23, 2016

Para crear un hábito lo único que hay que hacer es comprometerse e intentar repetirlo de la misma forma todos los días hasta que se convierta en una costumbre. Sólo se necesitan 28 días.

Te invitamos a seguir estos sencillos consejos, para que te sea más sencillo formar tus hábitos.

La regla 52/17

Se trata de tomar pequeños lapsos de descanso entre al menos una hora de trabajo, así nuestro desempeño laboral será mas efectivo. La clave es: 17 minutos de descanso entre cada 52 minutos de intenso trabajo, estos parecen ser los números mágicos de las personas más productivas.

Despierta todos los días a la misma hora

Y para ello es importante que te vayas a dormir también a la misma hora. Si acostumbras a tu cuerpo a pararse e irse a la cama en un horario constante y a dormir suficientes horas al día, no solo gozarás de mejor salud; sino que estarás más concentrado, más activo, tu creatividad aumentará, tendrás mejor humor y muchas más ganas de hacer las cosas.

Toma notas de todo lo que tienes que hacer

La memoria humana no es infalible y mientras más envejecemos más nos cuesta recordar todo, hasta parece que el tiempo pasa más rápido y no te alcanza para hacer todo lo que quieres hacer. Las ideas hay que aprovecharlas, pero es fácil que se nos olviden; así que toma notas de todo lo que se te ocurra.

La organización es la clave

Es importante que seas organizado y tengas listas de tareas con todo lo que debes hacer; mientras más detallista seas, mejor.

También te puede ayudar el dividir tus tareas grandes en muchos objetivos pequeños

Divide y vencerás

Una de las principales causas de la procrastinación, es que la gente siente que no sabe por dónde empezar, y una de las grandes soluciones a esto es dividir un objetivo grande en muchos objetivos pequeños, hasta que se vaya completando
Por ejemplo:
Si quieres pintar tu casa, el objetivo parecería grande, así que mejor divídela en todas las necesarias y más pequeñas que deben hacerse para lograrlo:
Elegir los colores, comprar la pintura, comprar las brochas, proteger los muebles, limpiar las superficies, decidir que habitación se pintará primero, pasar la primera mano, etc.
Ahora ya lo sabes, crear hábitos no es tan difícil como parece; así que toma tu libreta ¡Y a comenzar!



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.